Vaqueros skinny
 
183 productos
Clasificar por
183 productos

Por ello, basta con que elijas tu color y lavado preferidos, y luego te centres en los detalles. Los vaqueros de corte skinny son una prenda imprescindible en todo armario que se precie, independientemente de la temporada. Esto se debe principalmente a que, dada su versatilidad, son perfectos tanto para presumir de estilo desenfadado como para conseguir un look de lo más sofisticado en cualquier tipo de velada. Sin embargo, es imprescindible que este tipo de corte se ciña perfectamente a la silueta al tiempo que garantiza un confort óptimo. Por ello, nuestros vaqueros skinny han sido diseñados cuidando hasta el más mínimo detalle para garantizar que tanto la elasticidad como el ajuste a la altura de la cadera son los adecuados. La versatilidad de los vaqueros skinny hace que ofrezcan numerosas opciones estilísticas, por lo que pueden utilizarse de manera cotidiana. Si lo que se busca es un look clásico, lo mejor es optar por un diseño de tonos oscuros y combinarlo con una camisa de diseño sencillo y un blazer de vivos colores, para aportar así un toque personalizado y lleno de carácter. Si, por el contrario, lo que se quiere es conseguir un look más desenfadado, basta con combinarlos con una camiseta blanca y una chaqueta de cuero, algo que hará que el resultado final sea tan estiloso como distendido. Asimismo, los vaqueros skinny con detalles rotos y deshilachados, pueden ayudarte a conseguir un acabado de lo más elegante si los combinas con complementos tan femeninos como un fular de flores, un par de zapatos de tacón y joyas doradas. Lo mejor es evitar llevar los vaqueros por dentro de los botines, ya que esto podría dar lugar a un aspecto extraño y poco esbelto, dado que no existe una separación clara entre el pantalón y el calzado. De la misma manera, conviene evitar asimismo colocar el bajo del vaquero por encima del botín (salvo si se trata de un par de vaqueros acampanados o de corte boyfriend, claro está). Llevar los vaqueros con los bajos vueltos o «remangados» ayuda a crear un efecto informal; sin embargo, conviene asegurarse de que la distancia entre el pantalón y el botín es la adecuada, es decir, aproximadamente 2 centímetros y medio. Los vaqueros de corte cropped o tobillero son, sin duda, una opción ideal a la hora de combinarlos con un par de botines.